El plástico como problema ambiental

Con tantas bondades, el plástico ha sido considerado la estrella del siglo XX. Pero su uso intensivo está generando un problema de residuos difícil de manejar. Tienen la desventaja de no ser degradables, por lo que son responsables en gran parte de los residuos contaminantes que se acumulan en la naturaleza.

El plástico convencional cuando se desecha permanece en el ambiente durante décadas y en muchos casos es imposible recogerlo. Obstruyendo alcantarillas y drenajes, matando animales en la tierra, ríos y océanos, y desfigurando calles, playas y paisajes.

Las prácticas actuales para el manejo de los desechos plásticos incluyen:

    * La incineración.

    * Rellenos sanitarios.

    * Reciclaje.

Sin Embargo:

    * La capacidad de los incineradores es insuficiente.

    * La emisión de gases generada en su práctica es altamente contaminante.

    * Se está gestando una crisis sanitaria por la saturación de los depósitos.

    * El reciclaje, aunque juega un papel importante en el manejo de los desechos, nunca alcanzará a manejar todos los desperdicios de plástico que se producen y además requiere de un manejo adicional de los desechos el cual incrementa el costo en un alto porcentaje.

Desafortunadamente siempre habrá personas que deliberadamente y de manera irresponsables desechan sus residuos plásticos, ¿que le pasará a todo ese desecho plástico que bajo la legislación actual o futura no se recicle o incinere y que por el contrario se entierre o arroje como basura a las calles? ¿No sería más fácil si todo el plástico para desechar fuera degradable?


Bolsas de Polietileno
 

COMO FUNCIONA

La característica de degradación es iniciada en el momento de la extrusión del polietileno, poliestireno o polipropileno, a través de la incorporación de una pequeña cantidad de un aditivo especial. Tal aditivo funciona a través de la descomposición de las ligaduras carbono-carbono en el plástico, lo que lleva a una disminución del peso molecular y, al final, una perdida de resistencia y otras propiedades.

Son utilizados estabilizantes para garantizar una vida útil suficientemente larga para cada aplicación específica. Por ejemplo, una bolsa para residuos puede exigir una vida útil de 18 meses antes de perder la resistencia, mientras que un embalaje para pan podrá necesitar de apenas algunas semanas.

Es significativamente importante que los productos con tecnología d2w®  no necesitan de un ambiente biológicamente activo para comenzar a degradar. La degradación ocurrirá asimismo si el plástico es descartado indebidamente y abandonado al aire libre! Esto es muy importante como solución del serio problema de la basura, constituida de residuos plásticos descartados de forma incorrecta. Por esta razón en particular, el plástico “totalmente degradable” d2w® es superior al ’biodegradable’, el cual requiere que el plástico este en un ambiente biológicamente activo (por ejemplo, enterrado en el suelo) para que se inicie el proceso de degradación.

 

web desarrollada por LINOT www.linot.com.ar